jueves, 26 de junio de 2014

PARA RE-LEER HERMANO K 1 DE JULIO DE 2012




HERMANO K
1ero julio 2012


Yo soy HERMANO K. Hermanos y Hermanas en Humanidad, que el Amor se establezca dentro de los elementos que yo les voy a aportar. Voy a intentar, a través de mi intervención, de darles a ver la situación que es la vuestra, en este mundo, durante este período. Voy a hablarles de los últimos Velos, presentes dentro de vuestra Conciencia y dentro de este mundo, que van a quitarse y que van a darles a vivir cierta cantidad de elementos. Los Velos de los que voy a hablarles conciernen tanto lo que les ha sido ocultado a ustedes, dentro de este mundo, como de lo que ha sido ocultado respecto a vuestra Conciencia, a lo que ustedes Son, más allá de lo que ustedes viven, de lo que ustedes creen ser, en los manejos de vuestra vida.


Este mundo, como yo lo decía en mi primera encarnación está enfermo, muy fuertemente enfermo. Preciso de entrada que no es la Vida que está enferma, sino la conducta de los asuntos de este mundo por aquellos que se han ubicado (y que ustedes quizá han llevado) en lo alto de la escalera de los valores sociales y que orientan, de algún modo, a su manera, el destino de la humanidad, en desprecio de las leyes de la Conciencia. Porque esas conciencias están ellas mismas recubiertas de Velos de la personalidad, las cuales, ustedes saben, que lo que las dirige son, ante todo, el miedo, la apropiación y la depredación. Esos velos, conforme a lo que se les dijo a ustedes, hace algunas semanas, por MARIA, están siendo disueltos y van a llevarlos, de algún modo, a ver, de manera directa, cruda y quizá cruel, cuáles han sido los objetivos de esos Hermanos y esas Hermanas que se han dejado cegar por los principios de la depredación, de la apropiación y la carencia de respeto de la Vida y de la humanidad. Esos Velos no son más que uno de los lados de lo que vela vuestra Conciencia. Existe, desde luego, dentro del humano, una cierta cantidad (como ustedes lo saben) de cuerpos y de envolturas. Cada cuerpo y cada envoltura es portador de principios particulares que le permiten interactuar en el seno de este mundo. Yo no me meteré en la constitución de esas envolturas o cuerpos, pero cada uno de esos cuerpos está guiado por principios. Esos principios alcanzan, ustedes se lo imaginan, a aquellos de vuestros Hermanos y de vuestras Hermanas que están en la cima de la apropiación, en la cima de la falsificación y del encierro de la humanidad y que son considerados quienes los guían a ustedes, quienes los ayudan a ustedes y cuyo resultado es estrictamente lo opuesto de lo que ustedes piensan y de lo que ustedes han creído. La Conciencia humana limitada se dio vuelta sobre sí misma, yo diría, en la satisfacción de las necesidades primordiales, en la satisfacción de lo que es necesario para llevar a cabo la vida en este mundo. De algún modo, no son más que la amplificación y la desmultiplicación de lo que existe en cada ser humano. ¿Son ellos responsables? ¿Son ellos culpables? ¿Son ellos conscientes o inconscientes? Yo les diría a ustedes, de entrada, que eso no debe desestabilizarlos y no debe, tampoco, hacerlos entrar en una mecánica y una lógica de reacción, a lo que se descubre y será descubierto. Muy por el contrario, más allá incluso de la noción de ignorancia que era la vuestra hasta el presente y de la noción de revelación que sale a la luz, hay que ir, por supuesto, mucho más adelante para penetrar, real y verdaderamente, en lo que yo llamaría una conciencia de perdón, pero también una conciencia de lucidez que va a consistir en afrontar y en ver claramente los pormenores de aquellos que son considerados estar por encima de ustedes, al menos a nivel de las leyes sociales, morales y económicas de este mundo. Pero recuerden, en esos momentos, que si ellos están ahí es que, en algún lugar, en vuestra propia Conciencia, hubo el espacio para permitir eso. Y que si, a vuestro turno, ustedes se ponen a condenar, a juzgar y no simplemente, a tener la lucidez y la claridad de ver las cosas tal como son, eso no los llevará a ninguna parte. Como en toda revelación, de este lado del mundo donde ustedes están, es importante velar por mantener una forma de neutralidad apuntando a tranquilizar la reacción, que yo calificaría, lógica, dentro del encierro de todo humano que descubre, lo que se puede nombrar, un principio de traición y un principio de desprecio de la Vida. La ausencia de vuestro juicio, la ausencia de condena, de vuestra parte, es esencial, más allá del perdón, si ustedes aceptan lo que yo les he dicho, a saber que vuestras propias ilusiones, vuestros propios Velos, han permitido eso. Eso, por tanto, no los hace culpables a ustedes pero, en alguna parte, todos hemos tenido (y ustedes tuvieron todos, hoy, del lado donde están) una forma de responsabilidad. Pero la responsabilidad no debe desembocar en una culpabilidad, todavía menos en un juicio sino, mucho más, sobre un enfoque lúcido de los pormenores, permitiendo pasar por alto, yo diría, las emociones normales y las reacciones normales, para interesarse solo en lo que eso significa para ustedes, a título individual, lo que eso significa para vuestra Conciencia. Pues, como ustedes lo saben, lo que se ve al exterior corresponde necesariamente, incluso en este mundo, a lo que existe al Interior de sí. Lo que ustedes juzgan al exterior será juzgado al Interior. Lo que existe al exterior existe también al Interior, incluso si eso no tiene la misma medida ni la misma escala. Se trata, no obstante, de los mismos mecanismos que han estado en práctica y que corresponden, simplemente, a los elementos de la personalidad, amplificados por aquellos que representan (o son considerados a representar) vuestra vida misma, dentro de las diferentes instituciones oficiales de este mundo.


Así, esta lucidez y esta mirada puesta sobre el exterior no debe hacerlos perder de vista que este mismo proceso existe al Interior de todo ser humano y que está basado, en lo esencial, en el miedo: el miedo de la carencia, el miedo de la competición, el miedo de la depredación, el miedo de la traición. Pues el que es traicionado no puede existir, de antemano, más que al Interior de ustedes mismos. Esto debe comprometerlos a sopesar las reacciones eventuales que puedan sobrevenir, al Interior de vuestra conciencia limitada, pues todos los Velos (para muchos de ustedes) todavía no han sido totalmente quitados y no les dan una visión clara de los pormenores. Aunque algunos de los Ancianos, conforme pasan los años, les han liberado (independientemente de mí y antes que yo) una cierta cantidad de elementos que, sea cual fuere su exactitud, no han sido probados por vuestra propia Conciencia y pues vividos por vuestra propia Conciencia, más allá de lo que había sido afirmado. Las cosas son muy diferentes, hoy, porque la Conciencia de aquellos de ustedes que se abrieron, de una manera o de otra, a otra cosa que lo que se da a ver comúnmente, está preparada, en cierto modo, por esta manera, a aceptar lo que se va a descubrir, a aceptar que la noción de humanidad ha sido descarriada por algunos de esos seres que, recuerden, no han hecho más que amplificar lo que existe al interior de cada uno, en tanto no haya emprendido una conducta de conocimiento de su propia Conciencia, más allá de las implicaciones de esta vida, de sus necesidades, de sus miedos y de sus carencias.


Así, sea lo que sea que les sea dado a ver, sea lo que sea que les será descubierto, de una manera o de otra, comprendan bien que lo importante no está aquí y no está en cualquier reacción aspirando a equilibrar algo cuyo desequilibrio no puede ser resuelto, por demasiado viejo, demasiado inscrito en la vida misma de la humanidad encarnada. Sino más bien, darles a ustedes un enfoque que va, en cierto modo, a darles un impulso a darse vuelta, todavía más, hacia una solución interior que provocará, aquí también, el levantamiento de los últimos Velos concernientes a los cuerpos sutiles y pues, los principios de encierro dentro de vuestras propias emociones, de vuestro propio mental y de vuestro propio cuadro de vida, en todos sus aspectos. Lo importante es pues aquí: no reaccionar exteriormente a lo que será descubierto sino más bien de iniciar, al Interior de sí, una forma de examen de conciencia, mucho más allá de cualquier culpabilidad, mucho más allá de cualquier juicio de ustedes mismos, sino más bien llamándolos a reajustarse, sabiendo que esos reajustes se inscriben en algo mucho más profundo y mucho más amplio, que de restablecer un simple equilibrio, que de desplazar la Conciencia hacia un equilibrio nuevo, más justo, más íntegro. El período de transformación actual, comenzado desde casi una generación, ahora, llega, como ustedes lo saben, a su finalización. Todo lo que se desarrolle y de desarrollará, en ustedes, como sobre la Tierra, no será más que el resultado de la acción de la Inteligencia de la Luz, consistente en iluminar la Sombra, a verla y a dejarla Transfigurarse por la Luz, en ustedes, como al exterior de ustedes. La Inteligencia de la Luz es efectiva. Ella tiene una acción y esta acción es la de restablecer, por ella misma, no una justicia, sino un restablecimiento de la armonía de las leyes universales, que no están presentes dentro de este mundo, pero que están presentes, yo lo preciso, dentro de la Vida, en el sentido más amplio (cualquiera sea la forma, el aspecto, de esta vida), desde lo que se llama los Mundos Unitarios, pasando por el Absoluto o, todavía, por las diferentes dimensiones posibles de experiencias.


Estos Velos últimos contribuyen, de manera activa, al Choque de la Humanidad, individual y colectivo. Ustedes saben que ese Choque de la Humanidad puede pasar por una cierta cantidad de etapas, de las cuales algunas les han sido comunicadas, hace algún tiempo por SRI AUROBINDO y concerniendo esas etapas que se desarrollan sobre tiempos más o menos largos. El trabajo y la obra cumplidos por ustedes mismos, así como por aquellos que están a vuestros lados en lo sucesivo, ha amortiguado, en cierto modo, el choque de esta Revelación y el hecho de que esos últimos velos que se quitan en este momento mismo, van a permitirles amortiguar vuestra propia Conciencia y permitirles también, si tal es vuestra orientación, de alejarse de eso, no desviándose sino, más bien viéndolos  por lo que son, es decir, miedos manifestados por algunos Hermanos y algunas Hermanas que se han dejado arrastrar por sus propios miedos, instalando miedos todavía más grandes y un control todavía más grande de la vida y de la Conciencia. Los velos exteriores no les traerán nada de más que eso, cuando ellos sean quitados.


Desde luego, eso no concierne, desgraciadamente, la gran mayoría de la humanidad que, entrará en un mecanismo de reacción que, dentro del miedo inscrito a nivel individual, no es más que lógico e inexorable. Vuestro medio más eficaz de ser, en esos momentos, es el no-actuar con respecto a esta revelación exterior, sino buscar más un estado interior permitiendo ver claramente las cosas, de no reaccionar y dejar obrar, todavía y siempre más, a la Inteligencia de la Luz, en ese descubrimiento. Dense vueltas hacia ustedes mismos, no para juzgarse, aquí tampoco, no para culpabilizarse sino para responsabilizarse, no respecto a esta responsabilidad pasada, sino más bien para ir más allá de esta simple reacción, de esta simple comprensión ligada a esta Revelación. Esto debe provocar, como yo lo decía, un impulso necesario a hacerlos liberar de lo que les parecía sin embargo, lógico y formal, en vuestra vida. Ustedes saben todos (y nosotros sabemos todos) que el humano se desborda y se supera en las situaciones  más difíciles y que es en esas situaciones, las más difíciles, que el sentido de la humanidad, de la fraternidad, puede aparecer de manera más espontánea, de manera más natural. Todos los acontecimientos traumatizantes, que sobrevienen en un lugar o en otro de la Tierra, son, la mayoría de las veces, acompañados de un sentimiento de solidaridad en la prueba, de un sentimiento de fraternidad que, en el estado usual no existía. Este aspecto bueno y fraternal del humano se manifiesta, efectivamente, de manera mucho más fácil en las circunstancias difíciles, que fáciles. Esto no concierne, no obstante, más que la conciencia ordinaria, la conciencia de vuestra propia personalidad, de vuestro propio rol dentro de este mundo.


Paralelamente a esto, desde luego, se juega otra revelación que le concierne, más directamente, a vuestra intimidad más profunda y que concierne  lo que ustedes Son, en Verdad. No voy a volver sobre todo lo que les fue dado, por algunos Ancianos y por otras Conciencias, concerniente la Realidad más allá de lo que ustedes creen, de lo que ustedes viven en este mundo. Corresponde a cada uno de ustedes hacerse no solamente su propia idea, sino también de descubrirse a sí mismo a través de una cierta cantidad de virtudes que les han sido dadas. Lo que yo había explicado hace un año, casi día por día, concerniente al Eje ATRACCIÓN-VISIÓN, se ve hoy, Trascendido por el Manto Azul de la Gracia y rectificado, en cierto modo, explicando por consiguiente y por la Liberación de la Tierra, lo que se produce sobre la Tierra a la hora actual. Las reacciones del humano estarán siempre en función de su propia Conciencia. La barbarie y la violencia, siempre en resonancia con el miedo, están ligadas, en cierto modo, a una conciencia que mantiene el miedo, que mantiene el aislamiento y que mantiene el encierro.


El acceso al Sí, el acceso a la Conciencia Unificada, la Realización del Sí, la Liberación del Absoluto, son otros tantos elementos que no deben dejar lugar a alguna acción de la personalidad, en el interior de ustedes mismos, como dentro de vuestro entorno de vida más próximo o el más lejano. Los últimos velos que van a ser quitados por la acción de la Luz y por la acción de vuestra Conciencia, así como por la Liberación de la Tierra, van a conducirlos a una cierta cantidad de decisiones (nosotros podemos nombrarlas así). Esas decisiones van a derivar, directamente, de lo que les será dado a ver sobre este mundo, como en ustedes. Esas decisiones no deben ser guiadas por el sentido de cualquier reacción, de cualquier venganza, sino, más bien, por vuestro propio estado Interior de revelación. Es pues una invitación, sean cuales fueren las circunstancias dichas exteriores, a comprender que éstas están también en ustedes y que es, ante todo, actuando en ustedes que amortizarán las circunstancias exteriores. Esto, desde luego, hace un llamado a la fraternidad, al don, al reparto y al amor expresado por el humano cuando está en una situación donde no hay otra alternativa que manifestar su fraternidad, su amor y su sentido de servicio. Vean por lo tanto más eso, que algo desagradable. Es en efecto, de una cierta manera, un absceso que debe ser reventado. Pero este absceso que se revienta, como ustedes lo saben, se acompaña de transformaciones mucho más amplias que las transformaciones sociales, societales, afectivas, económicas o políticas. Ellas preceden, de algún modo, lo que es llamado un cambio Dimensional, una Ascensión, un cambio de frecuencia de vida, haciéndolos pasar a ustedes a otra forma de Conciencia. Eso es, desde luego, inevitable, inexorable, e inscrito en un calendario extremadamente breve, en término terrestre, y que va a revelarse cada día un poco más.


El rol que ha sido el vuestro como Anclador y Sembrador de Luz, debe darles la certeza Interior para llevar un estado justo al Interior de ustedes mismos, de donde fluirán las acciones justas que no dependen de ninguna reacción, de ninguna sensibilidad emocional, y que no derivan de ningún sentimiento de traición, de juicio o de agresión. La fuerza Interior, el despertar de la fraternidad humana se hará, sea como fuere. Ustedes, por lo tanto, están invitados, no a juzgar estos acontecimientos exteriores, esos elementos exteriores sino, más bien, a colocarse en una situación donde se va a necesitar hacer la Paz. Y esta Paz, antes de ser la Paz con el mundo es, ante todo, una Paz con ustedes mismos. Algunas cosas deben ser vistas en ustedes. Algunas funciones Vibratorias de la Conciencia, traducidas por los 4 Pilares del Corazón, van a representar las ayudas inestimables para permitirles pasar por alto la primera reacción, la primera violencia. Es gracias a esta impulsión, esta primera fase del Choque de la Humanidad, que van a desarrollarse, en ustedes, los mecanismos inéditos si no se han desarrollado todavía, consistentes a lo que yo no describiré pero que tiene por origen el Supramental, la Onda de Vida, el Corazón, la Kundalini. Un conjunto de elementos que van a ponerlos en un escenario nuevo no teniendo más nada que ver con lo que a podido existir hasta el presente. La Conciencia que es vuestra, cualquiera sea su punto de partida, es llamada a ampliarse, de manera extremadamente poderosa. Lo que ustedes son, hoy, no tendrá ninguna comparación con lo que ustedes serán durante este desarrollo.


Pasadas las primeras reacciones (y en el intervalo previo a esta especie de Disolución final de la Ilusión), les quedará a dar el último toque a vuestra transformación. La transformación del mundo, se realiza por la acción de la Tierra, por la acción de la Luz, por la acción de las radiaciones que vienen del Sol Central de la Galaxia. Lo que se produce al exterior, se produce en ustedes. Pero lo que se produce en ustedes resonará con lo que se produce en el mundo, en el punto más próximo de ustedes, como en el punto más alejado de ustedes. Es, por tanto, sobre ustedes, a título individual, que descansa la calidad de la transición que está en curso. Nosotros siempre les hemos dicho que es la Tierra que decidía. La Tierra está liberada, ella por lo tanto, ha decidido. Ese momento llegó, a título individual, desde el nacimiento de la Onda de Vida, permitiéndoles ser liberados, en totalidad, de todos los encierros, de todos los miedos y de todo lo que constituía un cuadro de vida definido y conocido, permitiéndoles ajustarse, por estrategias diversas, a las circunstancias mismas de la vida, tal como ella era. Esas circunstancias de la vida misma van a cambiar de una manera extremadamente profunda. Una vez más, esas circunstancias no llaman a nada más, de vuestra parte, que a mirarlas por lo que ellas son y de comprender que esto se desarrolla, también, en ustedes y necesita de vuestra parte una atención muy particular apuntando a elaborar, no las reacciones, sino las estrategias, aquí también, que les permitan pegarse, de una cierta manera, lo más cerca de los impulsos del alma, de los impulsos de vuestra Conciencia que se ampliará. La manera de percibir y los modos de percepción que son vuestros (que eso sea por los sentidos o más allá de los sentidos, por el mental y las emociones) van a modificarse, también, dándoles y llevándolos a una toma de distancia, justamente, de todo lo que es exterior y que podría arrastrarlos en algo lamentable y contrario a vuestra Liberación y a vuestra Ascensión.


El orden de las prioridades, por supuesto, va a cambiar. Será definido, de manera diferente, para cada lugar de esta Tierra, en función de eso que se va a purificar para ese lugar, allí donde ustedes están. Ustedes son por tanto, parte interesada de un lugar, cualquiera sea y donde ustedes estén. Las circunstancias, por supuesto, serán diferentes según los lugares, pero las circunstancias Interiores, serán (si se puede decir) estrictamente las mismas, una vez que ustedes hayan aceptado mirar, de manera lúcida, clara y objetiva, lo que les será dado a ver, a percibir, a entender. El hecho de quitar los últimos Velos va a permitir, de algún modo, a la Conciencia de encontrarse diferente, de encontrarse como puesta al desnudo, donde nada más podrá ser ocultado, en ustedes, también. Les corresponde no rechazar nada de lo que se ve, en ustedes, una vez más, no para juzgarse sino para comprender los mecanismos, que, simplemente, por el hecho de observar lo que se desarrolla, en ustedes, va a conducirlos a superar y trascender (más allá de toda acción de rectificación por la acción de la Luz misma) lo que debe serlo.


El levantamiento de los últimos Velos va a poner a la luz, en ustedes, lo que resta, yo diría, de vuestros propios apegos, de vuestros propios errores, de vuestros propios miedos.  Esto debe ser mirado lúcidamente, no para dar motivo, no para alimentar eso, sino para aceptar mirarlos tranquilamente, como algo que está desapareciendo por sí mismo. Es la mejor manera que ustedes tienen para no dar motivo a sus miedos, a sus apegos, que pueden ser todavía los vuestos y que verosímilmente, estuvieron protegidos dentro de los últimos rincones de sombra que se sitúan en lo que ustedes son. Es a este precio que se vivirá la Transparencia. Es a este precio que vuestra Conciencia podrá afrontar y superar lo que se desarrolla, en ustedes, como al exterior de ustedes.


Lo más importante, desde luego, es, en un primer tiempo, no reaccionar. Es lógico, en este sistema de vida, que el ser humano tenga tendencia a reaccionar de manera inmediata a un acontecimiento, cualquiera sea, con el fin de encontrar un nuevo equilibrio que lo restablezca en alguna forma de seguridad. Recuerden, en esos momentos, que si ustedes llegan a aplazar vuestra reacción inmediata, eliminarán de entrada el primer Velo que es ese llamado el velo emocional o cuerpo emocional. Si son capaces de superar eso (sea por la lucidez Interior, por el Alineamiento, por la meditación o por toda técnica que los aleje de esta reacción inmediata), ustedes constatarán, que muy rápido, por la acción de la Luz misma y por vuestra no-acción, esa necesidad de reaccionar, a nivel emocional, desparecerá de manera extremadamente rápida, debido a las circunstancias de la Luz y debido a la revelación colectivo.


En un segundo tiempo que, en general, sucede, extremadamente rápido después del levantamiento del primer Velo (emocional) sobreviene el mental y el cuerpo mental, el que va a querer hacerlos reflexionar, querer hacerlos adaptar, según los modos de funcionamiento que ustedes conocen porque fueron probados por vuestro propio pasado y utilizados en vuestro propio pasado. Las circunstancias del mundo, en vuestro entorno específico, no permitirán recurrir a repeticiones de esquemas de funcionamiento, a nivel mental, que hayan existido y hayan funcionado en vuestro propio pasado. Es aquí que habrá que hacer la prueba, yo diría, de un cierto sentido de la innovación, no en el sentido de una hiper actividad mental, sino más bien, aquí también, como lo diría el que se llama BIDI, de refutar los pensamientos que van a llegar, en un primer tiempo, porque esos pensamientos que llegan en un primer tiempo justamente serán teñidos de vuestra experiencia pasada, de vuestras pruebas y de vuestras alegrías, de los elementos que les son conocidos y que todavía les parecerían posibles a adaptar y a adoptar, con el fin de preservar una cierta cantidad de elementos.


Si ustedes aceptan no seguir vuestros propios pensamientos que no son los vuestros y que resultan de circunstancias pasadas, si van más allá de eso, van también a notar, muy rápido, que van a aparecer elementos nuevos, de manera espontánea, bajo forma de pensamientos, generalmente, fulgurantes, que no tienen nada que ver con vuestros modos de funcionamento usuales y habituales. Es justamente este fulgor, como de los relámpagos o de los flashes, como las intuiciones fulgurantes que, en un segundo tiempo, van a llegar, que estarán más adaptadas, de una cierta manera, a vuestras estrategias a adaptar. Y su particularidad, es que esas estrategias se pondrán en práctica, de una manera extremadamente fácil, extremadamente facilitante, incluso, para vuestra Conciencia. Lo que no será el caso, desde luego, si ustedes adoptan estrategias que han sido utilizadas en el pasado y que les son conocidas. Aquí también, de algún modo, aplacen la aplicación de vuestras primeras acciones con respecto a esos primeros pensamientos y dejen llegar, más bien, lo que sobrevendrá en un segundo tiempo y que les aparecerá y que será puesto en marcha de manera mucho más fácil y evidente, desde el instante donde ustedes no estén en la reacción inmediata de los pensamientos inmediatos, con respecto a lo que sobrevino y ocurrió en vuesra vida o en el mundo. El segundo Velo, entonces, será quitado.


Quedará todavía otro Velo que es el de vuestro cuerpo causal que está ligado (él, todavía más) a todas las memorias de vuestras experiencias pasadas en este mundo. Superar este Velo es, de algún modo, lo que se llama y ha sido nombrado el Abandono del Sí. Es, en algún lugar, (de una cierta manera y dicho en otros términos), Abandonarse a la Divina Providencia, no como una plegaria sino más bien, como una aceptación. Esta aceptación fluirá de ella misma y dejará fluir de ella misma nuevos elementos y esos elementos, serán resultantes directamente de la Luz Vibral, del Supramental, de la Onda de Vida y de la Conciencia Unificada o del Absoluto. En ese momento, el conjunto de las sincronicidades posibles se establecerán para ustedes y permitirán aislarlos de los dos primeros Velos, permitiendo vivir, por consiguiente, dentro de este mundo, de su Choque, un estado que, para ustedes, interiormente, no tendrá nada que ver con el Choque, sino que podrá parecerse a un sentimiento de Paz Interior que les parecerá, en un primer tiempo, paradójico con respecto al estado del mundo y con respeto al estado de lo que debiera haber sido para ustedes, en tiempos usuales. Ustedes no se reconocerán más en vuestros modos de acción, en vuestros modos de comportamiento, y en la facilidad con la cual ustedes se adaptarán y adoptarán algunas nuevas cosas. La Inteligencia de la Luz entonces, estará en práctica, en totalidad, en ustedes. No es más vuestra voluntad que actuará, no son más vuestras referencias sociales o morales que actuarán y que determinarán vuestras acciones, sino, más bien, la Inteligencia de la Luz misma que, de algún modo, formateará vuestras acciones y las dirigirá hacia más facilidad, más evidencia, más Transparencia y menos interacción. Así lo que puede aparecer como terrible o aterrador al exterior será exactamente lo opuesto para ustedes, desde el instante donde ustedes resistan a vuestras propias emociones, no oponiéndose sino, simplemente, aplazándolas. De la misma manera que para el segundo Velo mental, aceptando que los primeros pensamientos que vienen no pueden corresponder a algo ligado a la novedad de la situación, sino más bien en resonancia con vuestras acciones y reacciones pasadas de formas de condicionamiento del cual conviene liberarse, aquí también, aplazando la acción y el comportamiento.


Si ustedes respetan estas reglas Interiores, se darán cuenta, muy rápido, que todo se aclarará, tanto en vuestra Conciencia, como en lo que se vivirá sobre este mundo, en este período. La toma de distancia que es, de hecho, una toma de tiempo, es lo que es necesario y saludable para ustedes, para que ustedes se adopten a ustedes mismos dentro de la nueva energía, es decir permitir un proceso de adaptación mucho más cómodo y mucho más fácil, cualquiera sea, yo diría, el devenir de esta vida que es la vuestra, sean cuales fueren las revelaciones, mucho más importantes, que sobrevendrán, algún tiempo más tarde.


Recuerden que la personalidad está construída sobre lo efímero. Está construída sobre el miedo y sobre la no-Transparencia, sobre el hecho de poder esconder lo que ustedes tienen ganas de esconder, porque eso concierne lo que ustedes nombran vuestra vida privada, vuestra vida íntima y no concierne de ninguna manera un vecino, un allegado, un hermano, una hermana o todo otro Hermano y Hermana humano, presente en vuestro entorno. Ustedes notarán, muy rápido, que todo eso no tiene más curso, que existen capacidades nuevas debido al desarrollo de lo que  se acerca, que vuestro modo de funcionamiento de Conciencia, mismo, independientemente de los 3 primeros Velos, será profundamente diferente. Eso puede ocasionar un sentimiento de extrañeza, un sentimiento de irrealidad y sin embargo esta extrañeza y esta irrealidad son las primicias de vuestra propia Translación Dimensional. Aquellos de ustedes que han sido recorridos por la Onda de Vida y que se volvieron ella, aquellos entre ustedes que han recibido el Supramental, en totalidad, constatarán que algunas experiencias llevadas durante los Alineamientos, durante los ejercicios espirituales, se verán aumentadas en esos momentos. Y es sobre esos aspectos particulares de vuestra Conciencia que tendrán que apoyarse, porque es en ellos, precisamente en ellos, que se encontrarán los recursos necesarios para cumplir lo que ustedes tienen que cumplir.


Y lo que ustedes tienen que cumplir no es tanto preservar sea lo que sea, sino de acoger, todavía más, esta Nueva Concienca que es la vuestra, que es ustedes y que se manifestará desde el punto donde ustedes estén, a un punto mucho más elevado. Si ustedes aceptan estas recomendaciones, y si ustedes las viven, constatarán por ustedes mismos, de manera extremadamente fácil, sin discusión posible, que es la única solución, las únicas actitudes para observar, con el fin de revelar totalmente la Conciencia, cualquiera sea vuestro porvenir y cualquiera sea vuestro devenir. Esto pone, de manera general, como una visión panorámica, llevándolos a no juzgarse, lo mismo que a no juzgar los acontecimientos sino, a mirar lo que se pone en marcha, lo que se moviliza. De colocarse, aquí también, de algún modo (y eso será con mayor razón más fácil por la acción de la Luz), en una situación del que observa, mejor que en el que reacciona a un acontecimiento. Este sentido de la observación forma parte, aquí también, de la Conciencia nueva y es precisamente aquí, en esos mecanismos, que se encontrarán las verdaderas soluciones.


Las verdaderas soluciones no conciernen más que la Conciencia. Ellas no concernirán de ninguna manera lo que, hasta el presente, para ustedes, podía parecer lo más juicioso y lo más esencial como, por ejemplo, un techo, como, por ejemplo, el dinero, como, por ejemplo, la rutina de la vida común. Lo que viene no tiene nada de común, es justamente un Desconocido. La preparación llevada por BIDI, a través de lo que les ha sido comunicado, está también destinada, desde luego, a esos momentos, porque nada de lo que les parecía común y habitual persistirá. Un Desconocido se levantará, un Desconocido múltiple y multiforme, que necesita de vuestra parte de no oponerse, de no entrar en conflicto con ustedes mismos como al exterior, con el fin de beneficiarse de los influjos de la Luz misma y también, desde luego, del conjunto de nuestras Presencias que podrán aparecer en percepción a vuestros lados. MIGUEL se los dijo, pueden llamar su Presencia, no para pedirle algo específico sino, simplemente, para que su Presencia, manifiesta, a vuestros lados, actúe ella misma.


Esta noción de borrado de la personalidad es extremadamente importante. Ciertamente no es una dimisión, ciertamente no es una negación sino, la capacidad de superación de vuestros propios miedos, de vuestros propios apegos, que favorizará la aparición de soluciones nuevas y de adaptaciones nuevas a las situaciones que ustedes habrán de vivir. Si respetan estos preceptos, constatarán, sino extremadamente rápido, que todo equilibrio nuevo será obtenido fácilmente,  sean cuales fueren las circunstancias exteriores, las más cercanas o las más lejanas de ustedes. Ustedes serán desacoplados, en ese momento, de una cierta manera, de una vida común. Serán, de algún modo, en ese momento, desacoplados de problemáticas ligadas a la personalidad: miedos y apegos. Descubrirán, para muchos de ustedes, territorios inexplorados, territorios nuevos donde se encontrarán satisfacciones y pruebas nuevas de lo que ustedes Son. No hay otra manera de preparse. Toda preparación exterior será en vano porque ella los remite a la carencia, al miedo y que el intervalo de tiempo (que ha sido reducido gracias a vuestro trabajo) permitirá soportar, de algún modo, este intervalo de tiempo, en algunos casos con la más grande de las bienaventuranzas y la más grande de las felicidades, desde el instante donde ustedes acepten no hacer funcionar los Velos antiguos, que, de todas maneras, están quitándose. Por tanto les corresponde a ustedes ser más que nunca lúcidos, mucho más sobre vuestras señales Interiores que sobre las señales exteriores de este mundo que no podrán más ser ocultadas, ni mantenidas protegidas de la Conciencia colectiva, yo diría. A través de esto, a través de lo que la personalidad podría llamar una prueba, lo que ustedes Son va a descubrir, en Verdad, una marcha estupenda y esencial, para ser en fin lo que ustedes Son, más allá de todas las contingencias de encierro, de depredación, de miedo, inscritas en vuestra personalidad, como en el cuerpo colectivo de la humanidad.


He aquí, por tanto, la visión panorámica que yo quería entregarles y que está ciertamente más allá, desde luego, de los momentos de Paz que ustedes pueden cultivar (que sean vuestros Alineamientos, que sea la posibilidad que tienen, en lo sucesivo, independientemente de este horario que ustedes conocen de 19 horas -ndt:hora francesa-, de unirse a vuestra propia Esencia y de beneficiarse de los influjos de la Luz), y con la condición que ustedes dejen obrar esta Luz, sin manifestar cualquier voluntad, basada sobre vuestras propias experiencias y vuestras costumbres pasadas. Si en ustedes, con respecto a estas generalidades y esta visión panorámica, se hacen preguntas, entonces, yo quedo con ustedes para tentar de aportar un enfoque suplementario. 


No tenemos preguntas. Le agradecemos.


Hermanos y Hermanas en Humanidad encarnada, rindo gracias por vuestra Presencia y por vuestra escucha. Ante la ausencia de preguntas, les propongo vivir un momento de Comunión, nosotros todos, aquí presentes. Como ustedes lo saben, el Canal Marial da la posibilidad, para cada uno de ustedes, de vivir mi Presencia. Así por lo tanto, acojamonos, los unos y los otros, en un momento de Paz que corresponde a la actitud que ustedes deben observar si quieren permanecer en Paz, en lo que se desarrolla en este mismo momento y que va a quitar los últimos Velos de vuestra Conciencia, como de la Conciencia de la humanidad. 


... Compartir del Don de la Gracia ...


Hermanos y Hermanas, he aquí por lo tanto, el estado en el cual ustedes están aptos de encontrar la Paz, la serenidad y la seguridad, en lo que está por vivir. Si toman por costumbre, antes de cada acción y de toda decisión, tomar algunos instantes de Comunión con ustedes mismos, con uno de los Arcángeles, una de las Estrellas o uno de los Ancianos, les puedo asegurar que lo que derivará de eso será para ustedes extremadamente facilitante y que esos momentos serán vividos, por ustedes, de manera mucho más fácil que lo que podrían imaginar o proyectar por el miedo y la ignorancia de lo que viene. Por consiguiente ustedes están invitados a recordar siempre, en alguna parte de ustedes, que es en este estado que puede sobrevenir, más fácilmente, la evidencia de lo que se pone en ejecución para observar, para practicar o para evitar. Yo soy HERMANO K y todo el Amor de mi Ser está en vuestro Ser. Yo los saludo y les digo hasta luego.


viernes, 20 de junio de 2014

PARA RE-LEER RAM 25 DE OCTUBRE DE 2008


RAM
25 de Octubre 2008

Yo soy RAM.  Reciban la paz. Reciban el silencio.  Vengo hoy, con ustedes, alrededor de ustedes y en ustedes, a fin de penetrar más profundamente el sentido y el misterio de lo que son y de lo que hacen en esta dimensión, en este estado particular de manifestación de vuestra Luz, en este estado de experiencia de encarnación y de separación.  La Puerta de salida de la fragmentación, la puerta de salida del sufrimiento que es el compañero de la encarnación, la clave incluso de este franqueamiento está localizada en un espacio preciso de vuestro ser llamado centro. En este centro reina el silencio. He aquí por qué, en cada una de mis intervenciones, he insistido sobre el silencio ya que el silencio exterior hace resonancia con el silencio interior. La vacuidad de los sentidos introduce y permite la manifestación de la Esencia.  En este espacio llamado centro se encuentra el bálsamo y la revelación de todas las discordias, de todos los sufrimientos individuales y colectivos.  La verdad, la solución se encuentran en este espacio.  Este espacio está fuera del tiempo, no tiene que ver nada con vuestros juegos y vuestras construcciones, no tiene que ver con vuestros roles, vuestro sexo, vuestra edad.  Allí está alojada la beatitud, la Fuente de la eternidad, vuestra eternidad.

Esto que uno puede describir no es esto. Esto que yo puedo expresar no es esto. Esto que yo puedo irradiar no es esto. Esto está más allá de las palabras, más allá de las definiciones, más allá de la vibración, aún más allá del silencio.  Esto sobrepasa la vibración, sobrepasa las imágenes, esto sobrepasa las emociones, esto está más allá de la manifestación pero todo está en ustedes, esto es así.  Vivir esto es aceptar morir en el pequeño sí, a las ilusiones, al miedo.  Esto engloba la Luz pero está más allá de la Luz.  El termino que no es esto pero que se le acerca más sería la palabra vacuidad.  La vacuidad es casi esto. Esta vacuidad no es de hecho la vacuidad puesto que ella engloba también la plenitud.  Esto engloba la conciencia pero está más allá de la conciencia.  La disolución participa de esto.  Esto está más allá de la meta dado que está inscrito en lo intemporal, inscrito en lo infinito al mismo tiempo que en lo indefinido. Esto está más allá de lo finito, más allá de la forma y no obstante inscrito en la forma. Esto es también un estado más allá de la finalidad.  Esto es el misterio.  Esto es llamado Shanti Nilaya pero esto está más allá de Shanti Nilaya.  Shanti Nilaya es la morada de la paz suprema.  La morada de paz suprema es una aproximación de esto. La ambigüedad viene del hecho que esto está más allá de las palabras, que esto está más allá de lo posible de la manifestación.  Esto necesita de despojarse de sus hábitos de la materialidad, de sus hábitos emocionales, de sus hábitos mentales e incluso de sus hábitos causales.  Esto es felicidad pero la felicidad está muy debajo de esto. Ustedes lo han comprendido, esto está más allá de las definiciones.  Esto está más allá de la comprensión.  Esto está más allá del ser y está no obstante inscrito en el ser.  Esto está más allá de la Luz y no obstante la Luz es una manifestación.  Aquí ahora esto en el silencio. 

...Efusión de Energía...

Querer acceder a esto los aleja de esto.  Todo deseo los aleja de esto. Esto está más allá del humano pero está inscrito en el humano. Acercarse de esto, entrever esto en Espíritu, confiere la invulnerabilidad ya que, acercándose a esto, todo se resuelve.  Acercándose a esto permiten al conjunto de la creación crecer en eternidad. Dirigiéndose hacia esto vuestra vida humana devendrá límpida, lúcida y clara. Bastará que una centena de seres llegue a esto para que el conjunto de los mundos creados e increados cambien de curso.  Nosotros tenemos necesidad, todos (cuando digo todos, se trata de todas las formas de vida, de todas las dimensiones) que un máximo de seres se acerquen de esto, e incluso vivan esto.  Como lo dije, esto está más allá de la vibración, más allá del silencio. Esto engloba, obviamente, el Amor y la Unidad.  Prepararse a esto sin quererlo consiste simple y únicamente penetrar, antes que nada en el silencio, a penetrar a continuación en la vibración, hasta el momento donde ella también desaparece, dando lugar a lo que es casi esto es decir la vacuidad.  En la vacuidad, todo lo que ustedes han emanado en manifestación, todo lo que crea lo que ustedes son, no tiene ya lugar de ser. Acercarse de esto es el abandono supremo.  Esto necesita a la vez humildad y mucho valor. He aquí esto en el silencio.

...Efusión de energía...

Esto es vuestro don.  Esto es vuestra obligación. Esto crea el Amor. He aquí  pues el Amor.

...Efusión de energía...

Sumergirse en esto implica la disolución de vuestra forma.  Sin embargo, tenemos necesidad de que vivan esto en equilibrio entre la forma y lo informe.  Esto es prácticamente esto.

...Efusión de energía...

Mantener este estado necesita silencio, calma, mirada interior y naturaleza sencilla. Reciban todos mis homenajes por haber aceptado esto. Son bendecidos.  Son seres admirables incluso si no lo saben.

Transcripción. Veronique Loriot
Traducción: OD 

miércoles, 18 de junio de 2014

KRISHNAMURTI


Discurso de disolución

La Orden de la Estrella de Oriente fue fundada en 1911 para proclamar el advenimiento del Instructor del Mundo y Krishnamurti fue designado máximo dirigente. El 3 de agosto de 1929, día de la apertura del Campamento Anual en Ommen, Holanda, Krishnamurti disolvió la Orden ante tres mil miembros. Este es el texto completo del discurso que pronunció en aquella ocasión.
Esta mañana vamos a hablar de la disolución de la Orden de la Estrella. Muchos se alegrarán y otros se sentirán más bien tristes. Esta no es una cuestión de regocijo ni de tristeza, sino que es algo inevitable, como voy a explicarlo. Seguramente recordarán la historia, cuando el diablo y un amigo caminaban por una calle y vieron frente a ellos cómo un hombre se detenía y recogía algo del suelo, lo miró y lo guardó en su bolsillo. El amigo le preguntó al diablo: «¿Qué recogió ese hombre?». «Recogió un trozo de la Verdad», le contestó el diablo. «Eso es entonces mal negocio para ti», dijo su amigo. «Oh, no, en absoluto», replicó el diablo, «voy a dejar que la organice».
Sostengo que la Verdad es una tierra sin caminos, y no es posible acercarse a ella por ningún sendero, por ninguna religión, por ninguna secta. Ese es mi punto de vista y me adhiero a él absoluta e incondicionalmente. La verdad, al ser ilimitada, incondicionada, inabordable por ningún camino, no puede organizarse; ni puede formarse organización alguna para conducir o forzar a la gente a seguir un sendero particular. Si desde el principio entienden eso, entonces verán cuna imposible es organizar una creencia. Una creencia es un asunto puramente individual, y no pueden ni deben organizarla. Si lo hacen, se convertirá en algo muerto, cristalizado, en un credo, en una secta, en una religión que debe imponerse a los demás. Esto es lo que todo el mundo trata de hacer. La Verdad se empequeñece y se transforma en un juguete para los débiles, para los que están sólo momentáneamente descontentos. La Verdad no puede rebajarse, es más bien el individuo quien debe hacer el esfuerzo de elevarse hacia ella. No pueden traer la cumbre de la montaña al valle; si quieren alcanzar la cumbre de la montaña, deben cruzar el valle, subir la cuesta, sin temor a los peligrosos precipicios.
De modo que esta es la primera razón, desde mi punto de vista, por la que debe disolverse la Orden de la Estrella. A pesar de esto, probablemente crearán otras Órdenes, seguirán perteneciendo a otras organizaciones que buscan la Verdad. Yo no quiero pertenecer a ninguna organización de tipo espiritual; por favor, comprendan esto. Puedo utilizar una organización que me lleve a Londres, por ejemplo, esa es un tipo de organización diferente, es simplemente mecánica, como el correo o el telégrafo. Puedo utilizar un automóvil o un buque para viajar, tan sólo son mecanismos físicos que nada tienen que ver con lo espiritual. De nuevo sostengo que ninguna organización puede conducir al hombre a la espiritualidad.
Si para este propósito se crea una organización, se convertirá en una muleta, en una debilidad, en una servidumbre que por fuerza mutila al individuo y le impide crecer, establecer su unicidad, que consiste en descubrir por sí mismo esa Verdad absoluta e incondicionada. Por tanto, esa es otra razón por la cual he decidido, como máximo responsable de la Orden de la Estrella, disolverla; nadie me ha persuadido para que tome esta decisión. Esta no es ninguna gran proeza, porque no quiero seguidores, y lo digo en serio. En el momento en que siguen a alguien, dejan de seguir a la Verdad. No me preocupa si prestan o no prestan atención a lo que digo; quiero hacer cierta cosa en el mundo y voy a hacerlo con resuelta determinación. Mí único interés es una cosa esencial: Hacer que el hombre sea libre. Deseo liberarlo de todas sus jaulas, de todos sus temores, y no crear religiones, nuevas sectas, ni establecer nuevas teorías o filosofías. Como es natural, me preguntarán por qué recorro el mundo hablando constantemente. Les diré por qué razón lo hago. No por qué desee seguidores, no por qué desee un grupo especial de discípulos selectos. [¡Cómo les gusta a los hombres ser diferentes de sus semejantes, por ridículas, absurdas o triviales que puedan ser sus distinciones!] No quiero alentar ese absurdo. No tengo discípulos ni apóstoles, ya sea en la Tierra o en el reino espiritual. Tampoco es la tentación de dinero, ni tampoco me atrae el deseo de vivir una vida cómoda. ¡Si quisiera llevar una vida cómoda no vendría a este Campamento ni viviría en un país húmedo! Estoy hablando con toda sinceridad porque quiero que esto quede claro de una vez por todas; no deseo que estas discusiones infantiles se repitan año tras año.
Un periodista que me entrevistó, consideraba un acto grandioso disolver una organización en la cual militan miles y miles de miembros. Para él, era una gran acción, porque me dijo: «¿Qué hará usted después, de qué vivirá? No tendrá seguidores, la gente dejará de escucharle». Con que sólo haya cinco personas que escuchen, que vivan con sus rostros mirando hacia la eternidad, será suficiente. ¿De qué sirve tener miles que no comprenden, que están por completo embalsamados en prejuicios, que no quieren lo nuevo, sino que prefieren traducir lo nuevo para que se ajuste a sus propias personalidades estériles y estancadas? Si hablo enérgicamente, por favor, no me malinterpreten, no es por falta de compasión. Si acuden a un cirujano para operarse, ¿es una falta de amabilidad si al operarle le causa daño? De la misma manera, si hablo con claridad no es por falta de verdadero afecto, sino todo lo contrario.
Como he dicho, sólo tengo un propósito: Hacer que el hombre sea libre, impulsarlo hacia la libertad, ayudarle a romper todas sus limitaciones, porque sólo eso le dará la felicidad eterna, le dará la realización de sí mismo libre de condicionamiento.
Porque soy libre y no tengo condicionamiento, todo, no una parte, no lo relativo, sino toda la Verdad que es eterna, deseo que aquellos que buscan comprenderme sean libres; no para que me sigan, no que hagan de mí una jaula para convertirla en una religión, en una secta. Más bien deben liberarse de todos sus miedos: del miedo de la religión, del miedo de la salvación, del miedo de la espiritualidad, del miedo del amor, del miedo de la muerte, del miedo de la vida en sí misma. Así como un artista pinta un cuadro porque se deleita al pintarlo, porque es su propia expresión, su gloria, su satisfacción, de la misma forma yo hago esto, y no porque quiera nada de nadie. Están acostumbrados a la autoridad o a la atmósfera de autoridad, y creen que les conducirá a la espiritualidad. Creen y esperan que otro, por sus extraordinarios poderes, por un milagro, podrá trasportarles al reino de la eterna libertad que es la Felicidad. Toda su perspectiva de la vida se basa en esa autoridad.
Me han escuchado durante tres años sin que haya surgido ningún cambio, salvo en unos pocos. Ahora, consideren lo que estoy diciendo, sean críticos para que puedan comprenderlo completa y fundamentalmente. Si buscan una autoridad para que les conduzca a la espiritualidad, automáticamente se obligan a construir una organización alrededor de esa autoridad. Pero por la creación misma de esa organización, la cual creen que ayudará a esa autoridad para que les guíe a la espiritualidad, quedarán atrapados en una jaula.
Estoy hablando con toda franqueza, por favor, recuerden que es así, y no desde la dureza, la crueldad o el entusiasmo de mi propósito, sino porque quiero que comprendan lo que estoy diciendo. Esa es la razón por la que están aquí, y sería una pérdida de tiempo si no explicara claramente, con decisión, mi punto de vista. Durante 18 años se han preparado para este acontecimiento, para la venida del Instructor del Mundo. Durante 18 años se han organizado, han esperado a alguien que viniera a darles una nueva dicha a sus corazones y mentes, que transformara toda su vida, que les diera una nueva comprensión; a alguien que les elevara a un nuevo nivel de la vida, que les diera un nuevo estímulo, que les hiciera libres, ¡y miren lo que está sucediendo ahora! Consideren, razonen por sí mismos y descubran de qué forma esa creencia les ha hecho diferentes, no hablamos de diferencias superficiales como llevar una insignia, lo cual es trivial y absurdo. ¿De qué forma una creencia como esa ha eliminado todas las cosas no esenciales de la vida? Esa es la única manera de valorarlo: ¿En qué forma son más libres, mejores, más peligrosos para cualquier sociedad basada en lo falso y lo no esencial? ¿De qué forma los miembros de la Organización de la Estrella son diferentes? Como decía, durante 18 años se han preparado para mi venida. No me preocupa si creen o no que soy el Instructor del Mundo, eso tiene muy poca importancia. Desde el momento en que pertenecen a la Organización de la Orden de la Estrella, han dado su apoyo, su energía, aceptando que Krishnamurti es el Instructor del Mundo, parcial o totalmente; totalmente para aquellos que realmente están buscando, y sólo parcialmente para aquellos que están satisfechos con sus propias medias verdades.
Durante 18 años se han preparado, y miren cuántas dificultades tienen para comprender, cuántas complicaciones, cuántas cosas triviales. Sus prejuicios, sus miedos, sus autoridades, sus nuevas o viejas iglesias, todas estas cosas, sostengo, son una barrera que impide la comprensión. No puedo decirlo de forma más clara. No quiero que estén de acuerdo conmigo ni que me sigan, sino que comprendan lo que digo. Esa comprensión es necesaria, porque sus creencias no les transformarán, sólo les complicarán porque no están dispuestos a afrontar las cosas como son. Lo que desean es tener sus propios dioses, nuevos dioses en lugar de los viejos, nuevas religiones en vez de las viejas, muevas formas en vez de las viejas; todas cosas inútiles, barreras, imitaciones, muletas. En lugar de las viejas distinciones espirituales tienen nuevas distinciones espirituales, en lugar de los viejos cultos tienen nuevos cultos. Todos dependen de algún otro para su espiritualidad, para su felicidad, para su iluminación; y aunque durante 18 años se han estado preparando para mi venida, cuando digo que todas estas cosas no son necesarias, cuando digo que deben descartarlas y deben mirar dentro de sí mismo para la iluminación, para la gloria, para la purificación y la incorruptibilidad del ser, ninguno de ustedes está dispuesto a hacerlo. Puede que haya unos pocos, pero muy, muy pocos. ¿Para qué, entonces, tener una organización?
¿Por qué personas falsas, hipócritas me han seguido, siguen la encarnación de la Verdad? Recuerden, por favor, que no estoy diciendo las cosas con dureza o crueldad, sino que hemos llegado a una situación en la que deben afrontar las cosas tal como son. El año pasado dije que no transigiría; en aquel momento muy pocos me escucharon. Este año lo expongo con toda claridad. No se cuántos miles en el mundo, miembros de la Orden, han estado preparándose para mi venida durante 18 años, sin embargo, ahora no están dispuestos a escuchar incondicional y totalmente lo que digo.
Como decía antes, mi propósito es hacer que los hombres sean incondicionalmente libres, porque sostengo que la única espiritualidad es la incorruptibilidad del propio ser, que es eterno, que es la armonía entre la razón y el amor. Esa es la absoluta e incondicionada Verdad que es la Vida misma. Deseo, por tanto, que el hombre sea libre, que se regocije como el pájaro en el cielo claro; libre de toda carga, independiente, inamovible en esa libertad. Y yo, para aquellos que se han estado preparando durante 18 años, ahora les digo que deben liberarse de todas las cosas, liberarse de sus complicaciones, de sus enredos; y para esto, no necesitan ninguna organización basada en una creencia espiritual. ¿Por qué tener una organización para cinco o diez personas en el mundo que comprendan, que trabajan, que han desechado todo lo trivial? Y para los débiles, no puede haber ninguna organización que les ayude a encontrar la Verdad, porque la Verdad está en cada uno de nosotros; no está lejos ni cerca, está eternamente ahí.
Las organizaciones no pueden hacernos libres. Ningún hombre desde fuera puede hacernos libres; ningún culto organizado ni el propio sacrificio para una causa puede hacernos libres; ni formar parte de una organización o dedicarse a un trabajo puede hacerles libres. Utilizan una máquina para escribir su correspondencia, pero no la ponen en un altar para adorarla; sin embargo, esto es lo que hacen cuando las organizaciones se convierten en su principal interés.
«¿Cuántos miembros tiene?» Esta es la primera pregunta que me hacen todos los periodistas. «¿Cuántos seguidores tiene? Dependiendo del número decidiremos si lo que dice es verdadero o falso». No sé cuántos miembros hay, no estoy interesado en esto. Como dije, con que un sólo hombre se liberara, sería suficiente.
Además, tienen ustedes la idea de que tan sólo ciertas personas posee la llave del Reino de la Felicidad. Nadie la tiene; ninguna autoridad tiene esa llave. Esa llave es el propio ser de cada uno, y únicamente en el desarrollo, en la purificación y la incorruptibilidad de ese ser, está el Reino de la Eternidad.
Así pues, se darán cuenta de lo absurda que es toda la estructura que han construido buscando ayuda externa, dependiendo de otros para su propio bienestar, para su propia felicidad, para su propia fortaleza. Estas cosas sólo pueden encontrarlas dentro de sí mismos.
¿Para qué pues tener una organización?
Se han acostumbrado a que les digan cuánto han avanzado, cuál es el grado de espiritualidad que tienen; ¡qué bobada! ¿Quién, sino ustedes mismos, puede decirles si son hermosos o feos internamente? ¿Quién sino ustedes mismos puede decir si son incorruptibles? No son serios en estas cosas.
¿Para qué pues tener una organización?
Pero aquellos que realmente deseen comprender, que traten de descubrir lo que es eterno, caminarán juntos con mayor intensidad, y serán un peligro para todo lo que no sea esencial, para las irrealidades, para las sombras. Se unirán y serán como una llama porque habrán comprendido. Debemos crear un grupo así, y ese es mi propósito. Debido a esa verdadera comprensión habrá verdadera amistad. Debido a esa verdadera amistad, que al parecer no conocen, habrá verdadera cooperación de parte de cada uno. El motivo no será ninguna autoridad, ninguna salvación, ningún sacrificio por una causa, sino porque realmente han comprendido y, en consecuencia, son capaces de vivir en lo eterno. Esto es más grande que todo placer y todo sacrificio.
De modo que estas son algunas de las razones, después de haberlo considerado cuidadosamente durante dos años, que me han llevado a tomar esta decisión. No se trata de un impulso momentáneo; nadie me ha persuadido, no me dejo persuadir en cosas como estas. Durante dos años lo he pensado con calma, cuidadosamente, pacientemente, y he decidido disolver la Orden, puesto que soy el máximo responsable. Pueden formar otras organizaciones y esperar a algún otro. Esto no me concierne, como tampoco me concierne crear nuevas jaulas y nuevas decoraciones para esas jaulas. Mi único interés es hacer que los hombres sean absolutamente, incondicionalmente libres.

miércoles, 11 de junio de 2014

OSHO, según Aïvanhov, "el gracioso".


 
¡¡¡ YES !!!

lunes, 9 de junio de 2014

PARA RE-LEER ANAËL 1 DE JULIO DE 2012


ANAEL
1 de Julio 2012
 
Yo soy Anael, Arcángel. Bien amados Hijos de la Libertad, reciban gracias, bendición y mi Presencia. Vengo a ustedes, como Arcángel del Amor, con el fin, a la vez, de liberarles una cierta cantidad de complementos referentes al Amor, Unidad y Absoluto y también de ver si persisten, en ustedes, algunas preguntas concernientes a esas tres palabras.
El Absoluto contiene el Amor, contiene la Unidad, contiene la Dualidad, contiene vuestra Presencia en este mundo, contiene el Ser, contiene el conjunto de lo que, de este punto de vista donde ustedes están, no puede serles conocido, en totalidad. El Amor, palabra que ha sido tanto tiempo utilizada porque corresponde a lo que sustenta y manifiesta el Absoluto, más allá incluso de su propia manifestación. La problemática es que el hombre llama amor todo lo que, para él, representa alguna cosa que está concebida y vivida como un objeto de deseo, como una manifestación, como una percepción, en lo que se llama Absoluto. El Amor es pues lo que sustenta la totalidad de lo Creado, como de lo Increado. Este Amor no tiene ninguna medida con lo que el humano llama amor, dentro mismo de lo que se ha llamado su presencia en este mundo, dentro mismo de lo que se ha llamado su transformación actual, nombrada, desde hace algún tiempo, Hijo Ardiente del Sol, Corona Radiante del Corazón o diferentes manifestaciones, inscritas en vuestras estructuras físicas, que les han permitido durante estos años, manifestar, realizar, lo que se ha nombrado el Sí. La Realización no es el Amor, la Realización no es el Absoluto. Pueden ser, para algunos de ustedes, las primicias, la prefiguración y la anticipación pero no corresponden, en ningún caso, al Amor Absoluto o al Absoluto Amor, llamado también Último. Existe, en efecto, por el principio mismo de la falsificación de este mundo, del encierro de este mundo en el cual ustedes están prisioneros, una cierta cantidad de elementos (ligados a la localización precisa dentro de un cuerpo, dentro de una conciencia, dentro de un pensamiento, dentro de un cierto número de mecanismos) que les permiten evolucionar, en toda conciencia (sea ésta fragmentaria o unificada), dentro mismo de vuestra presencia en este mundo. El Absoluto y el Amor, dentro del Absoluto, no puede en ningún caso ser una percepción, ni siquiera ser una Vibración de la conciencia pero es, por sobre todo, la total Transparencia, que hace que tan pronto como ustedes se reúnen con esas esferas, más allá del cuerpo, incluso dentro del cuerpo de Etreté, o incluso en el Absoluto, se vuelven ustedes mismos esta Transparencia.
La Transparencia de la que hablo no es un concepto moral, ni social, y todavía menos una visión del espíritu. La Transparencia es una realidad metafísica que consiste en volverse Transparente, es decir dejarse atravesar por todas las ondas, por todas las gamas de frecuencia, por todos los elementos presentes dentro de este mundo, como en el conjunto de multiversos así como de las Dimensiones, desde aquélla donde ustedes están hasta la Fuente y hasta lo que engloba, más allá de la Fuente, el Absoluto. Mientras esta Transparencia no esté establecida, mientras existe, en ustedes, en este mundo, una voluntad particular de Luz, no pueden ser la totalidad de la Transparencia. Yo me explico: hace algunos años, antes de las Bodas Celestiales, yo les había explicado (con palabras y por Vibraciones) lo que era el Abandono a la Luz. En efecto, el Abandono a la Luz permitió transformar esta estructura alterada nombrada cuerpo falsificado, de carbono, disociado, con el fin de acoger, dentro de este cuerpo (que ustedes nombran Templo o bolsa no tiene ninguna importancia) pues es dentro de ese cuerpo que se realizó la alquimia habiéndoles permitido, por la acción de la Luz, de acoger la Luz, volverse un KI-RIS-TI, de viajar dentro del cuerpo de Etreté, o de manifestar la Conciencia pura, la Conciencia unificada, la conciencia del Sí.
En un momento dado, apareció, sobre esta Tierra, un mecanimo que les era estrictamente desconocido, por el hecho mismo de la falsificación. Esto siguió, algún tiempo después, la Liberación del Sol y la Liberación de la Tierra, como una onda particular nombrada Onda de Vida u Onda del Eter, que los vino a devolver a vuestra raíz estelar, a vuestra raíz intra-terrestre. Esta Onda de Vida y sus características (que les han sido explicadas y numerosos de ustedes han vivido), contribuyeron, de algún modo, a establecerlos, por el Manto Azul dela gracia, por la Liberación de los Éteres y la Fusión de los Éteres, a vuestra propia Libertad. Mucho más allá de este mundo, mucho más allá de vuestra Presencia, mucho más allá de vuestra Conciencia, sea fragmentaria o unificada. Esto permitió, yo espero, para muchos de ustedes, en esta Tierra, de dirigirse hacia ese Abandono del Sí, con el fin de volver a ser lo que ustedes Son, de toda Eternidad, más allá de toda forma, más allá de toda Presencia, más allá de toda Conciencia. Haciendo de ustedes, a la vez, Hijos de la Libertad y, como nosotros lo deseamos para ustedes, Liberados vivientes, lo que aquél que se nombra Bidi llama Absoluto en la Forma. Esto les da a vivir estados no ordinarios, no concientizados, donde existe algo que no puede ser llamado Conciencia, que no puede ser llamado el Sí, que no puede ser llamado la Realización, de ninguna manera, porque eso corresponde a lo que ustedes Son, en toda Eternidad. Les dijimos también que ustedes eran Libres y Liberados, sea cual fuere el emplazamiento de una Conciencia dentro del Sí o de la no conciencia ligada al no Ser y al Absoluto. Existe, en efecto, no una progresión pero elementos que se distancian los unos de los otros. El Abandono a la Luz realiza el Sí. El Abandono del Sí, realiza, si se puede decir, el Absoluto. El Absoluto está más allá de toda implicación dentro de este mundo. Hace de ustedes Seres Liberados vivientes, no teniendo más manifestación, ni atractivo, dentro de las Dimensiones intermedias, ni incluso dentro de la Fuente pero en definitiva, les hace realizar que ustedes son un punto del holograma conteniendo, en sí, la totalidad del holograma. No existe mejor expresión que esa que acabo de darles: el holograma está constituído por un conjunto de puntos que reproduce, en sí mismo, la totalidad del conjunto de los otros puntos presentes dentro del holograma.
Es en este sentido que hemos insistido sobre el hecho de que nosotros estamos en ustedes, ante todo. Es en ese sentido que se proyectó la Conciencia, dentro del Sí, habiendo permitido realizar el Canal Marial, la activación de ese Canal Marial, su constitución, dándoles a percibir, dándoles a vivir y a Vibrar las diferentes Presencias, que hoy, se manifiestan, para muchos de ustedes, en el seno de ese Canal Marial, a la izquierda de este cuerpo físico o detrás de este cuerpo físico. Estas Presencias, como ha sido anunciado por MIGUEL (ndr: su intervención del 5 junio 2012) y, hace muy poco tiempo, por MA ANANDA MOYI (ndr: su intervención del 30 junio 2012), son los elementos que van a asistirlos durante este Pasaje, tal como se precisó en estos próximos tiempos, como predicho y anticipado, hace casi siete años, por el Guía Azul nombrado SERETI (ndr: su intervención del 4 julio 2005). Hoy, están en esos momentos. Están, en efecto, a la fecha del mes que corresponde a esta Liberación y a este Pasaje, debiéndolos conducir, no a la desaparición de lo que se llama, de manera humorística, la parrilla-planeta, por el Comendador de los Ancianos, sino a realizar lo que Son, de toda Eternidad, es decir el Absoluto.
En este sentido, el Abandono del Sí puede traducirse, para ustedes, por un sentimiento de pérdida de referencias, pérdida de conciencia, y es exactamente lo que es. La conciencia corresponde, en sus diferentes aspecto, al Yo, a la conciencia de una distancia (incluso si la distancia desapareció), a la conciencia de una existencia (incluso si la existencia termina). Es esto que se les ofrece a ustedes hoy: volver a ser el Todo, es decir no ser nada más dentro de este mundo con el fin de ser Abandonado, en totalidad, a lo que ustedes Son, de toda eternidad. Somos perfectamente conscientes que muchos de ustedes tienen necesidad de llevar a cabo una cierta cantidad de experiencias dentro de los Mundos Unificados y a veces dentro de los Mundos de carbono mismos. La liberación, como había sido anunciado por la Fuente, consiste en hacerles rememorar y vivir lo que ustedes Son, de toda Eternidad. El contacto con las otras Dimensiones que se realiza, actualmente, por la Presencia, a vuestros lados, de toda Presencia que ustedes llamarán, que ustedes nombrarán, y que estaría presente en el mismo espacio que está la vuestra.
La presencia efectiva de Seres multidimensionales consiste en hacerles encontrar vuestra Esencia, hacerles manifestar, concientizar más allá de la conciencia, para, enfin, aniquilar la conciencia misma, con el fin de acabar con el Yo, con el fin de acabar con el Sí, con el fin de acabar con toda forma de exteriorización, toda forma de interiorización y de hacerlos penetrar en los espacios absolutamente vírgenes, nombrados Absoluto, de los cuales, desde luego nada se puede decir, nada se puede expresar porque eso está más allá de todo concepto, de toda percepción, de toda Vibración, de toda experiencia y de todo estado. Así, las etapas previas, vividas durante vuestro invierno que acaba de transcurrir (nombradas Comunión, Fusión, Disolución, Multi-localización, Deslocalización y ausencia de localización), son los estados previos y llamados Últimos que les permite, si tal es vuestra Vibración, permitiendo anularla con el fin de encontrarse en lo que, de vuestro punto de vista, ustedes podrían llamar la Nada, el Vacío pero que de hecho, del punto de vista del Absoluto, es la Plenitud. Les dijimos siempre, en el período que duraron las Bodas Celestiales, que ustedes estaban invertidos, que lo que ustedes llamaban luz visible con vuestros ojos, no era, de hecho, más que una luz reflejada, alterada, ligada al principio mismo del eje ATRACCIÓN-VISIÓN falsificado de las Cruces de la cabeza, habiéndoles falsificado vuestras percepciones, vuestra propia filiación y vuestra posibilidad de conexión a la realidad de lo que ustedes Son, más allá de todo ser. Todo esto termina, en este momento mismo. Todo esto se revela, en este mismo momento, no esperando más que la señal última de la Tierra que ha sido liberada. La Tierra ha sido liberada desde el instante donde la Onda de Vida apareció, en el curso de vuestro primer trimestre del año 2012. Las consecuencioas de esta Liberación son visibles a nivel de las manifestaciones y de las modificaciones geofísicas planetarias, tanto a nivel de vuestros climas, de vuestros suelos, de vuestros volcanes, como del aire que respiran, desde el Sol y hasta los confines del conjunto de los universos, que resultan del alineamiento galáctico con Alcyone.
Hoy, ustedes están delante de esta etapa, delante de la Puerta Estrecha, llamándolos a Pasar. Estamos aquí para aclarar el Pasaje pero no podemos Pasarlo en vuestro lugar. Existe pues un principio, que había sido llamado, en su tiempo (que se desarrolla para ustedes, actualmente, de manera más o menos intensa, y más o menos avanzada), el Choque de la humanidad que es, de hecho, vuestro Choque individual. Los puntos de atracción de vuestra conciencia, dentro de este mundo (llamados apegos, llamados experiencias), están por terminar, no porque ustedes se desvíen de ellos, sino como eso fue anunciado, de múltiples maneras, por BIDI, por el cambio de punto de vista. No hay más, en efecto, que por ese cambio de punto de vista, que no es una actitud mental sino más bien un desplazamiento total de la conciencia, llevándolos a ver este cuerpo por lo que él es, a ver vuestra vida por lo que ella es, a ver el mundo tal como es, que les permite entonces quitar de ustedes, los últimos Velos de aislamiento. Esos últimos Velos de aislamiento no conciernen solo el sistema de control del mental humano, así como la matriz astral (que, como ustedes lo saben, a nivel colectivo, ha sido disuelta en su tiempo) sino a ir más allá, es decir, de algún modo, a cortar ustedes mismos los lazos de apegos. A cortar ustedes mismos, en primer lugar, el lazo de apego más formal correspondiente a ustedes mismos, o en todo caso, a lo que ustedes creen ser dentro de este cuerpo, dentro de esta vida, o dentro de la expresión de la vida falsificada y alterada en el seno de este mundo. Vuestra libertad es total, en un sentido como en el otro. No se trata de una libertad de elección, porque esto (a través de lo que ustedes vivieron desde, para algunos de ustedes, muchas vidas) no es solamente una calidad Vibratoria sino más bien una preparación que los llevó a presentarse delante del umbral: el umbral de la ruptura de lo efímero, llevándolos a terminar todo efímero. El llamado de la Luz debiendo manifestarse de manera más audible y más visible a vuestros ojos de carne, por la Luz solar, por el Llamado de MARIA, por las resonancias de las Trompetas del Cielo y de la Tierra, en ustedes, van a llevarlos, en muy poco tiempo, en términos terrestres, a concientizar todo esto y a decidir, con total Lucidez, con total Claridad, con toda Precisión, si desean mantener cualquier forma de experiencia o volver a ganar lo que ha sido nombrado Shantinilaya, es decir las Moradas de Paz suprema, donde ninguna experiencia puede llegar a perturbar lo que ustedes Son, de toda Eternidad.
Comprendan bien que eso no puede ser, en ningún caso, uno o el otro. No puede haber y existir preservación de cualquier forma, dentro del Absoluto. No obstante, la experiencia de la conciencia que se desarrolla de manera simultánea, más allá de todo tiempo y de todo espacio y de toda Dimensión, ustedes se darán cuenta, en ese momento, que ustedes son, efectivamente, el Todo y que solo la proyección de ustedes mismos, antes de que la alteración tuviera lugar, jugó en el sentido de la manifestación de una conciencia mirándose ella misma, probándose ella misma, disfrutando de ella misma. Además, la Unidad se manifiesta por la Alegría. Hoy, incluso esa Alegría debe ser refutada, de algún modo, como lo diría BIDI, con el fin de permitirles ir a la Morada de Paz suprema, que está mucho más allá de la expresión de la Alegría, mucho más allá de la expresión del reír, mucho más allá de la Conciencia Unitaria, poniendo fin a la fragmentación. Somos perfectamente lúcidos que les hemos dado el conjunto de elecciones, el conjunto de posibilidades, el conjunto de escenarios, el conjunto de lo que había en el orden de lo posible y de lo imposible, para ustedes. En definitiva, no hay más ustedes y ustedes solos que decidirán de Pasar o de quedar. Comprendan bien, sin embargo, que la Ascensión de la Tierra es un mecanismo bien real, modificando la estructura física de la manera más importante que sea posible, con una cierta cantidad de factores geofísicos que les han sido enunciados, hace ya algunos años, por el Comendador de los Ancianos. Ustedes están frente a ustedes mismos, están frente a lo que ustedes llaman la muerte. La muerte es un nuevo nacimiento. Si la oruga acepta volverse mariposa, es evidente que la oruga no existe más. Esta Transfiguración o transubstanciación (pues esto es una), consiste también, para algunos de ustedes, en dejar atrás toda identificación a una forma, sea ella el cuerpo de Etreté, el cuerpo de Luz o los cuerpos más etéreos de la creación, con el fin de volver a ser, en la ausencia total de proyección de toda conciencia y de establecerse en la Morada de Paz suprema, de manera (yo diría, en vuestros términos comprensibles) defintiva e irremediable.
Lo que guía la conciencia y la Vibración, lo que guía (si puedo expresarme así) el Absoluto, es vuestra capacidad a abandonar el Sí, y a abandonar la Alegría y a abandonar todo lo que puede estar ligado a cualquier manifestación de la conciencia, sea ella la más Unificada, la más próxima al Último que fuera. Esto representa, de una cierta manera, un trofeo, pues, como ustedes lo saben, el Pasaje de la Puerta Estrecha no es, en verdad, un Pasaje de un punto a otro sino es el Pasaje de un punto al conjunto de todos los puntos. Y eso puede representar, efectivamente, incluso en el seno de la Conciencia Unitaria, algo imposible puesto que aterroriza, puesto que viene a perturbar la quietud de la conciencia manifestada dentro del Sí. Ustedes tienen la Libertad total de vivir lo que está por vivir, en función de lo que vuestra conciencia desee. O ella desea expandirse y continuar la experiencia de expansión (fuere en los cuerpos de Luz más etéreos, fuere dentro de vuestras familias estelares, fuesen ellas las más alejadas de este sistema solar) o bien decidir poner fin a las experiencias. No para volver a la Nada o a la Fuente sino más bien de concientizar, superándolas, que ustedes serán el Todo. Es a ustedes por lo tanto, que les corresponde, no comprender si no dejar obrar la Conciencia, o en su Abandono, o en su persistencia, con el fin de acompañar el movimiento Ascensional final de la Tierra que se pone en marcha desde hoy.
En los días que vienen, el Arcángel METATRON, seguido del Arcángel MGUEL, y de MARIA, les darán los elementos Vibratorios, mucho más allá de sus palabras, de su Presencia, a vuestros lados y en ustedes, permitiéndoles enfocar lo que debe serlo. Este enfoque puede parecer, para muchos de ustedes, como un enfoque particularmente crudo, incluso cruel, porque, si están apegados a cualquier forma, si están apegados a cualquier Conciencia, esto no podrá superarse de la más absoluta manera, de la más auténtica manera, sino que acarreará una cierta cantidad de resistencias. Esto ha sido evocado por aquél que ustedes nombran el bien amado Juan o SRI AUROBINDO, concerniente a la Fusión de los Eteres y sobre todo al Choque de las humanidades (ndr: ver, en particular, la intervención de SRI AUROBINDO del 17 octubre 2010). Ustedes entraron en este período del Choque de la humanidad, desde hoy. Les corresponde definir lo que es para salvaguardar. Les corresponde definir lo que es vuestro porvenir, en estos tiempos extremadamente reducidos, que consisten en este mes según los plazos dados por el Guía Azul SERETI y anunciado, desde hace muchos años, por él mismo, como por otras Conciencias.
Nuestra Presencia, a vuestros lados y en ustedes, más allá de la percepción, debe dejar lugar, aquí también, a la Fusión, es decir, expresándome a través de aquél que yo cuido (ndr: ANAEL hace referencia al canal, J.L. Ayoun), deben también comprender y vivir, más allá de todo intelecto, más allá de toda Vibración, que soy también ustedes mismos y cada uno de ustedes. Solo vuestra conciencia limitada, fragmentaria y proyectada puede hacerles imaginar que hay una distancia, una separación, entre la hormiga y la Fuente. En definitiva, y como BIDI se los decía (y como ustedes podrán vivirlo), si tal es vuestro Abandono, no existe ninguna diferencia entre el átomo, el sistema solar, los universos, los multiversos y las Dimensiones. El conjunto de lo que acabo de describir no son más que proyecciones de la Conciencia dentro de diferentes esferas, habiendo permitido al Absoluto exteriorizarse dentro de la Fuente y de manifestar lo que ha sido nombrado la Aventura de la Conciencia. Es, en efecto, seductor (para el ego, como para el Sí) considerar que la aventura es sin fin, y esta es vuestra total Libertad. Es también nuestro deber, de algún modo, mostrarles, desde algunos meses, y de hacerles vivir (por la Tierra misma y por su acción) la acción de la Onda de Vida sobre la Liberación que está en curso y vuestra capacidad y vuestra posibilidad de ser, a vuestro turno, no más un punto del holograma sino la totalidad del holograma, que contiene el conjunto de los puntos de la Creación, desde el átomo pasando por los universos y los multiversos. La calidad más allá de la Vibración, la calidad más allá del Ser (que no puedo expresar en vuestras palabras porque son demasiado restrictivas), les corresponden. Es pues, dentro de este dilema (pues para muchos, esto representará uno), que debe establecerse la finalidad de lo que ustedes Son o de lo que no son.
He aquí los elementos sobre los cuales deseaba atraer vuestra reflexión y sobre todo vuestra Vibración, con el fin de observar lo que se desarrolla en ustedes, lo que se desarrolla en la Conciencia, lo que se desarrolla sobre este mundo y en el conjunto de las interacciones que ustedes han llevado a cabo dentro de este mundo. Que ustedes continarán a llevar a cabo o no, según vuestro Abandono del Sí, de la misma manera que muchos de ustedes, aquí y en otros lados, han realizado a través del Abandono a la Luz. El Abandono a la Luz no es el Abandono del Sí. Esto representa, si yo puede decirlo, un trofeo profundamente diferente. Porque, en un caso, hay restitución a vuestra Eternidad y, al mismo tiempo, la continuidad de la proyección de la Conciencia en las diferentes esferas, tanto en vuestros orígenes estelares como en los diferentes cuerpos multidimensionales. Mientras que el otro trofeo consiste a no ser más nada de todo eso, con el fin de ser el Todo, y vehiculizar, en ustedes, el conjunto de las experiencias llevadas a cabo por el conjunto de la humanidad, el conjunto de las conciencias, el conjunto de los átomos, el conjunto de los soles, el conjunto de los multiversos, el conjunto de la Creación y de lo Increado. Esto es lo que va a ser llevado, de manera, a veces, demasiado brutal, dentro de vuestro campo de experiencia, dentro de vuestra Conciencia, como dentro de vuestra no conciencia, en los días que se abren a ustedes, durante este presente mes. Si existe, en ustedes, preguntas que conciernan este Absoluto, esta Unidad y este Amor, entonces, si las puedo responder en palabra, lo haré. Estén seguros que mi Presencia está ya a vuesstros lados y en ustedes. Bien amados Hijos de la Libertad, tenemos el tiempo de intercambiar, si tal es vuestro deseo, sobre lo que acabo de expresar.
Pregunta: Hay que abandonar todo pero ¿hay que abandonar el Amor que está en nuestro corazón?
Tienen que abandonar toda experiencia, porque el Amor que está en tu corazón, como tú lo dices, es una experiencia. Es el retorno a la Unidad, es la activación del Sí, de la Corona Radiante del Corazón, encontrar su estado KI-RIS-TI. Pero más allá de toda experiencia, aún la más magnífica, hay otra cosa. Una vez más, el conjunto de la Tierra es, en totalidad, Liberado. No consideren nunca el Absoluto como una finalidad, porque (si yo debía expresarme de otro modo) diría que el Absoluto es lo que está antes del principio de toda experiencia, de todo comienzo y de todo fin. La Morada de Paz Suprema (así como algunas Estrellas se lo han expresado y lo han vivido durante su pasaje sobre la Tierra) demuestra e ilustra perfectamente lo que es esta Morada de Paz Suprema o este Absoluto, dentro de una forma. Yo los invito a mirar la vida de la más grande de ellas, que era MA ANANDA MOYI. Ustedes no mantener cualquier experiencia y ser la Morada de Paz Suprema.
Pregunta: ¿Se debe refutar también la reconexión con las líneas estelares e intra-terrestres?
Bien Amado, desde el instante donde la experiencia de la Luz, vivida por la realización del Sí (nombrada también Despertarse o Despertar) es vivida, hay, por supuesto, la necesidad de refutar lo que se ha vuelto conocido para ustedes. Cuando les es conocido el Sí, a través de la existencia y la manifestación de la Conciencia, es en ese momento que conviene también refutar eso. Desde luego, esto representa un dilema terrible para el Sí que rechaza de Abandonarse. Pero no hay otra alternativa. Les recuerdo que, en definitiva, sea cual fuere la experiencia llevada a cabo, sean cuales fueren las vidas llevadas a cabo dentro de la Unidad y de la no-separatividad, existe un tiempo (más allá de todo tiempo) y un espacio (más allá de todo espacio y de toda localización), donde ustedes llegarán a esta conclusión última, porque se volverán ello, porque reconocerán que ustedes lo Son, de toda Eternidad. Es decir la cesación de toda Conciencia, de toda proyección, de todo Amor, no Absoluto. El Amor que está en vuestro Corazón, que les da la dimensión de Ki-Ris-Ti o de Hijo Ardiente del Sol, no es más que un relevo de lo que ustedes Son, en Verdad.
Pregunta: ¿Bastará decir “yo estoy listo a abandonar todo” para regresar al Absoluto?
Desde luego no, puesto que toda noción de “yo soy” debe desaparecer. Por tanto el “yo soy” no puede decir él mismo que se Abandona. Sólo se hace través de lo que yo expresé, es decir la noción de Transparencia total. Pero no en el sentido de la Ética o de la Integridad, tales como nosotros las habíamos definido hace algunos años, que, les recuerdo, eran las etapas previas a la instalación del Sí. La Transparencia es lo que ha podido ser expresado, por algunas Estrellas, por algunos Ancianos, durante su pasaje en la Tierra, donde no existía estrictamente nada que pudiera parar sea lo que sea de su Morada de Paz Suprema, porque su Morada de Paz Suprema, estando presente dentro de una forma, dejó lugar a la Transparencia total (ndr: ver, en particular, sobre este tema la intervención de FRÈRE K el 7 junio del 2012). La Transparencia total, es no detener nada, no retener nada, no ser nada. Tanto las etapas de realización del Sí (que ustedes siguieron, quizá, para algunos de ustedes, desde las Bodas Celestiales) han sido, yo diría, activadas a través de lo que ustedes podrían nombrar rituales y protocolos, que les fueron dados a través de los diferentes Yogas, de las diferentes prácticas cristalinas, de diferentes alineamientos: eso ha sido llamado la Realización del Sí. La recepción de la Luz Cristo, en Unidad y en Verdad, han sido los elementos que les han permitido, efectivamente, realizar la mutación de la conciencia (de la conciencia fragmentaria a la conciencia unificada), es decir de vivir el Despertar y la Realización. Pero una vez más, el Despertar y la Realización no son la Liberación total. Ustedes pueden ser Libres, estando en el Sí. Pero no serán Liberados de toda experiencia, serán Liberados del encierro.
Pregunta: ¿Se puede tener acceso a esos espacios sin haber vivido la fusión y la disolución?
Los mecanismos que les han sido comunicados, de Comunión (a través, por ejemplo de la Nueva Alianza), los mecanismos de Matrimonio Místico, de Reencuentro Místico (en el Sol o aquí mismo) han sido, en cierto modo, los preludios que les dieron a vivir que ustedes no estaban localizados dentro de este cuerpo o de esta Conciencia sino que podían ser otra Conciencia y otro Cuerpo de Etreté. También tienen que vivir la experiencia, si esta les agrada, que ustedes no son ninguna de esas formas y ninguna de esas Conciencias. Es imposible vivir Absoluto mientras que la Disolución no ha tenido lugar, que esta Disolución haya tenido lugar dentro de vuestro individuo, o que haya tenido lugar dentro del momento final de la Tierra, dentro de esta Dimensión. Renunciar al Sí es probablemente, para algunos de ustedes, mucho más delicado que renunciar al Yo. Porque el pasaje del Yo al Sí se traduce por una mejora de la Conciencia, mientras que el pasaje del Sí a su propio fin (y por tanto al establecimiento del Absoluto) es la desaparición total de la Conciencia. Mientras que ustedes estén en la Conciencia, no pueden concebir, percibir, sentir o experimentar la no-Conciencia. Salvo, por analogía, los momentos de sueño, es decir los momentos donde ustedes desaparecen totalmente de este mundo, de vuestros sueños, y de vuestra propia Conciencia.
Pregunta: Repetir la palabra “nada” como un mantra y sentirse como perder todas sus referencias Interiores, ¿es una primicia o una ayuda a la Disolución?
Eso depende del contexto personal. Afirmar no ser nada es ya una proyección de la Conciencia. Tienen que desolidarizarse de la idea o de la creencia que el Absoluto es un objetivo. Como eso se les dijo, siempre ha estado ahí. Sin Absoluto, ninguna Conciencia podría estar proyectada, ustedes no podrían incluso discutir, hoy, conmigo. Dentro incluso de mi manifestación de Arcángel (con sus especificidades), puedo decir que yo soy Absoluto, es decir que existe, en mí, la clara conciencia y la clara no-conciencia de ser, a la vez, aquel que se ha presentado a ustedes, como ser cada uno de ustedes. No como creencia, sino como un hecho confirmado.
Pregunta: ¿Cómo se realiza la Transparencia a través de este cuerpo?
Por la Humildad, por la Simplicidad, por la vía de la Infancia. Es decir no detener nada, no localizar nada, no ser nada. Es el no-ser. Mientras que exista una Conciencia, un observador, mientras que exista la localización de una forma, mientras que exista la localización de una vida, mientras que exista una interacción y una relación, cualquiera sea, ustedes no están en la Disolución y no son Absoluto. Al menos, el Absoluto no se reveló a lo que ustedes son.
Pregunta: ¿Dejar su cuerpo durante el sueño es la mejor forma de encontrar el Absoluto?
En absoluto, porque dejar este cuerpo los hace penetrar en otro cuerpo. Sea un cuerpo astral o un Cuerpo de Etreté no cambia absolutamente nada. El hecho de penetrar otro cuerpo, a través del Matrimonio Místico, en el Sol o en otra parte, es una premicia pero no es Absoluto.
Pregunta: Si el Absoluto no se revela, ¿habrá todavía una chance en el momento final?
No es una chance, es un estado más allá de todo estado. No es una meta. Desde el instante donde consideres al Absoluto como una meta, se aleja. Esto es lo que tú Eres, más allá de la apariencia de este cuerpo. Es la Transparencia total. Si puedo emplear una imagen, es la Transparencia del aire: el aire contiene todas las ondas, deja pasar todos los colores. Por analogía, dentro de vuestro mundo, el aire es el Absoluto. Es el lugar donde existe la ausencia de resistencia a la propagación de las ondas. Como ustedes lo saben, la rapidez de la luz, en el vacío, es conocida, aún si esta luz no es más que fragmentaria, que no corresponde a la Luz Vibral. Sin embargo, la analogía que se le puede encontrar corresponde totalmente. La propagación de la luz no sigue una línea, ni una línea de menor resistencia. La luz, incluso en vuestro mundo, incluso fragmentada, se dirige en todas las direcciones del espacio.
Pregunta: ¿Soltar ayuda a la Transparencia?
No. Soltar no es el Abandono. Yo lo había expresado numerosas veces, durante el año 2009 (ndr: por memoria, intervenciones de ANAEL del 11 mayo, 13 mayo, 17 mayo y 5 octubre 2009) No es ni el Abandono a la Luz y menos todavía el Abandono del Sí. Pues ¿quién quiere soltar?
Pregunta: ¿Qué hay de la Luz respecto al Absoluto?
La Luz es todo lo que corresponde a la proyección del Absoluto. Ella es la Conciencia, ella es el Amor, manifestados y creados.
Pregunta: ¿Los mundos de carbono son los únicos mundos de experiencias o es también el caso de los mundos de sílice?
Todo plan Dimensional, desde vuestro plan (que ha sido alterado) hasta la Fuente, son mundos experimentales.
Pregunta: Si todo debe ser refutado, la Presencia de los Arcángeles, en nosotros, ¿debe serlo también?
En este caso preciso (y así eso ha sido enunciado por MIGUEL, por MARIA, por MA ANANDA, por UN AMIGO, por SRI AUROBINDO), existen innombrables Presencias de las cuales el nivel y el estado de la Conciencia es profundamente diferente. El conjunto de esos niveles está contenido en el Absoluto que ustedes Son. La concientización de esas Presencias es un descubrimiento. Luego de ese descubrimiento, se manifiestan la Fusión y la Disolución. Es en ese momento que puede realizarsse el Pasaje, es decir la disolución del Sí, la disolución del ser, permitiendo pasar del “Yo soy” al no-ser. Hay, de algún modo, testigo y testimonio. La experiencia del estadio que precede al Último, llamada Infinita Presencia o Maha-Samadhi, es exactamente lo que permite, quizá, para muchos de ustedes, ser Absoluto. Pero eso no es una obligación. Cristo les había dicho: “será más difícil a un rico pasar por el ojo de una aguja que a un camello de pasarlo”. Toda forma de conocimiento, toda forma de apropiación, toda forma de apego, toda forma de identificación a cualquier cuerpo que sea, no permite ser Absoluto.
Pregunta: ¿Puede usted aclarar la noción de Absoluto sin la forma y el hecho de que se podía ser liberado viviente en el Absoluto con forma?
Nosotros hablamos, por supuesto, de esta forma, es decir de este cuerpo de carbono, puesto que la Ascensión se realiza en este cuerpo. Es una alquimia, una transsubstanciación, una metamorfosis. Sean cuales fueren las palabras que se pueden emplear, en vuestro lenguaje, reflejan, de algún modo, lo que, para vuestra conciencia, es quizá lo más comprensible. El Absoluto con forma corresponde a este mundo. Por supuesto, existen una multitud de formas posibles, de conciencias posibles, dentro de los mundos unificados, dentro de los multiversos. El Absoluto sin forma corresponde simplemente a la desaparición de este cuerpo de carbono. Ustedes realizan, por la presencia en este mundo (para aquellos que lo viven), el Absoluto con forma. La Unidad y el Etreté les han hecho posible a ustedes, al fin de las Bodas Celestes, la posibilidad de viajar en vuestros vehículos multidimensionales. El Absoluto sin forma les da a ser la totalidad de lo Creado y de lo Increado.
Nosotros no tenemos más preguntas, le agradecemos.
Bien amados Hijos de la Libertad, como Arcángel del Amor y de la Relación, vivamos un instante de vuestro tiempo de Comunión, de Fusión o de Disolución, según vuestra resonancia entre lo que ustedes son y lo que yo soy.
... Compartir del Don de la gracia...
Yo soy Anael, Arcángel. Yo soy ustedes. Ustedes son yo. Yo saludo, en ustedes, la Eternidad. Yo saludo, en ustedes, la Morada de Paz Suprema. Yo saludo, en ustedes, la forma sea cual fuere. Yo les digo hasta pronto.